martes, 11 de octubre de 2011

Bibliografía 1: Cuidados Paliativos Geriátricos

Pérez Molino Martín J, Jiménez Rojas C, Gutiérrez Bezón C. Cuidados al final de la vida. En: Guillen LLera F, Pérez del Molino Martín J, Petidier Torregossa R. Síndromes y cuidados en el paciente geriátrico. 2ª ed. Barcelona. Elsevier Masson; 2008. p 427-445.

Este capítulo comienza con una introducción sobre los cuidados al final de la vida (CVF), los cuales incluyen los cuidados paliativos geriátricos (CPG). Define estos últimos de la siguiente forma: Cuidados activos, globales y continuados cuyos objetivos básicos no son curar o prolongar la vida, sino aliviar el sufrimiento, prevenir las complicaciones de la enfermedad y aportar la máxima calidad de vida.

El siguiente punto hace hincapié sobre los instrumentos fundamentales para estos cuidados que son: una valoración exhaustiva, la cual es un proceso complicado porque en los ancianos interaccionan los efectos de la enfermedad con los del propio envejecimiento; la necesidad de tomar decisiones de forma continua; la valoración y el control de síntomas; el apoyo emocional y la comunicación con el paciente y la familia; ect

Destaco el cuadro de la página 429 porque en el aparece una balanza, en un extremo está el tratamiento insuficiente que nos lleva al nihilismo y en el extremo opuesto el sobretratamiento que nos lleva al encarnizamiento. Debemos evitar estas dos tendencias y mantener el equilibrio entre ambas que nos llevará a los cuidados ideales.

Asienta las bases de la asistencia entre las que están una atención global que tenga en cuenta todos los aspectos del paciente, marcarnos unos objetivos funcionales y tener en cuenta que el enfermo y la familia son la unidad que se va a tratar.

Posteriormente, plantea las situaciones asistenciales más frecuentes al final de la vida ante las que un equipo de geriatría debe estar preparado.

El siguiente punto es la “Valoración Geriátrica en los cuidados al final de la vida”, en la que sobre todo hay que tener en cuenta que la principal diferencia de los CPG frente a los cuidados paliativos tradicionales es la frecuente comorbilidad.

En el siguiente apartado hay una síntesis de los principales síntomas que vamos a encontrar en el anciano y cómo tratarlos (astenia, caquexia, naúseas, vómitos, dolor, ect)

En otro de los puntos, incide en los cuidados durante la agonía (estado que precede a la muerte) y asistencia al duelo, punto importante para mí pues es un momento difícil para nosotros como profesionales, ante el que muchas veces no sabemos reaccionar de forma adecuada.

El último apartado de este capítulo determina que aún hay grandes deficiencias en los CFV en el medio hospitalario, domiciliario y residencial, debido sobre todo al rechazo profesional hacia este tipo de cuidados. Por ello incita  a los profesionales a que se esfuercen en una labor tan humanitaria como científica y profesional.

Este capítulo es de gran utilidad para nuestro trabajo de campo porque habla de los cuidados paliativos en ancianos y los diferencia de cuando estos van dirigidos a otros tipos de pacientes. Además, tiene en cuenta no solo los problemas relacionados con los síntomas físicos que van a presentar nuestros pacientes, sino también las alteraciones psicológicas que pueden padecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada