lunes, 24 de octubre de 2011

Práctica 3

A continuación se citarán algunos de los dispositivos que se encuentran disponibles en el mercado con la finalidad de mejorar la calidad de vida de las personas discapacitadas, centrándonos en este caso en concreto a la prestación de ayuda para personas ancianas con dificultades.

  • Bastón: el cual facilita la marcha y pueden o no presentar bases de sustentación
  • Cojín giratorio: para poder realizar un giro ya sea sentado o de pie sin necesidad de que se produzca movimiento por parte de la persona que se encuentre posicionado encima.
  • Camas adaptadas: que pueden ser adaptadas para domicilios o para su uso en centros hospitalarios.
  • Adaptador para la taza del wc: el cual eleva el asiento, facilitando su uso a personas con problemas para incorporarse tras sentarse o para agacharse.
    También se encuentran dispositivos con receptáculo para facilitar realizar las necesidades, así como tronos elevadores con abrazaderas
  • Orinales adaptados: presentan diferente forma dependiendo de si son para hombre o para mujer.
  • Suapeles: lo normal en los hospitales son de usar y tirar, a nivel domiciliario se pueden obtener suapeles de piel de oveja que no se pueden lavar.
  • Adaptador acolchado para sillas con y sin ruedas: Cuya finalidad fundamental es la de proteger las prominencias oseas.
  • Asiento para ducha: se instala en los cuartos de baño para facilitar el aseo.
  • Silla para bañera.
  • Tabla de transferencia: se usa para poder desplazar de un lugar a otro a la persona que se desee, por ejemplo para trasladar a una persona de una silla de ruedas a una cama.
  • Silla de ruedas: hay una gran variedad de sillas de ruedas dependiendo y del nivel de discapacidad que presenten las personas que las necesiten estas presentaran unas características y otras. Por ejemplo se encuentran sillas que presenta ruedas pequeñas destinadas al uso por el hogar.
  • Grúa: Se emplea para movilizar pacientes. Hay también grúas plegables.
  • Dispositivos de contención: su función es la de permitir una agarre más fácil del paciente, o su sujeción para evitar caídas
  • Agarraderas: utensilio empleado para la sujeción del paciente, previniendo así posibles caídas
  • Dispositivo antiescaras: se trata de un aparato de presión alternante, para poner encima de la cama, con la finalidad de evitar que se produzcan principalmente úlceras por presión. También se pueden encontrar viscolásticos.
  • Dispositivo acolchado para evitar presión en el talón: se emplea para la prevención de ulceras por presión
  • Sillas antiescaras: para pacientes que permanezcan mucho tiempo sentados, también los hay con cambios de presiones.
  • Cojines, respaldos antiescaras.
  • Pedalier: dispositivo para ejercitar manos y pies.
  • Andador: es un aparato que facilita la marcha o la deambulación. Al igual que en el caso de las grúas estos pueden ser plegables o no. También como dispositivos para facilitar o permitir el desplazamiento encontramos el carro motorizado ( con batería recargable ).
  • Lupa para facilitar la lectura.
  • Teléfono fijo y móvil adaptado
  • Dispositivos antideslizantes.
  • Clasificador de pastillas: los hay para distribuir los medicamentos del día, de toda la semana e incluso de todo el mes.
  • Llaveros especiales.
  • Dispositivo para facilitar la puesta de medias, también los hay para ayudar a abrochar botones.
  • Utensilios ( a modo de mano ) que permiten recoger objetos a cierta distancia sin necesidad de tener que agacharse por ejemplo.
  • Cubiertos con pomo grande, que facilitan su agarre.
  • Plato adaptado con pared: se evita así la posible caída del contenido del plato fuera de este, puesto que la pared hace de tope.
  • Dispositivos para facilitar la apertura de botes.
  • Vasos especiales para beber con pajita, sin que se derrame el liquido fuera.
  • Pastillero con guillotina para partir pastillas.



En cuanto a la movilización de pacientes, la mayor parte de las personas piensan que con la fuerza trabajaremos de forma mas rápida y mejor, pero se ha de tener en cuenta que si seguimos una serie de normas y procuramos ayudar bien en lugar de rápido, las movilizaciones y transferencias serán más adecuadas, a la vez que cuidamos nuestro cuerpo y el de la persona que movemos.

El estudio ISO establece que toda persona que manipule una carga superior a 3 kg supondrá un incremento en el riesgo de sufrir algún tipo de lesión, por ello es necesario realizar unas buenas pautas.

También se consideran un riesgo las posiciones que se tomen durante el trabajo.

Por ello si mantenemos en practica una serie de consejos para las movilizaciones, así como unas correctas manipulaciones, evitaremos en gran medida presentar riesgos de sufrir algún tipo de lesión en el ámbito laboral.


La mecánica corporal comprende algunas de las normas que deben respetarse durante la movilización o transporte de peso. Utilizando el sistema musculoesquelético de forma eficaz, para evitar la fatiga innecesaria y la aparición de lesiones en el profesional.

Algunas de estas normas son :

Adaptar el área donde se realizara la actividad retirando los objetos que la entorpezcan y estableciendo una posición adecuada de la cama ( en el caso de movilización de pacientes o camas).

Aumentar la estabilidad corporal, ampliando la base de sustentación y descendiendo el centro de gravedad, mediante la separación de los pies y la flexión de las piernas.

Situar siempre un pie en la dirección de el movimiento.

Utilizar preferente los músculos de los muslos y piernas, evitando el uso de los de la espalda o del menor numero de ellos; por ejemplo usando los dos miembros superiores en vez de uno solo.

Mantener alineamiento corporal adecuado mientras se realiza una tarea.

Solicitar ayuda si fuese necesario para realizar una tarea más pesada.


Por otra parte, también son de importancia las pautas a seguir para la movilización de pacientes, dentro de algunas de las movilizaciones podemos encontrar:
  • Paso de decúbito supino a decúbito lateral : Presa- hombro-rodilla. Y empleamos en cuerpo del paciente como contrapeso. Hay que tener en cuenta la correcta posición de la elevación de la cama.
  • Incorporación en el cama: bajamos la elevación de la cama para colocar la rodilla en ella. Cruzamos los brazos del paciente sobre el abdomen, colocamos su espalda recta y mantenemos un pie en la dirección del movimiento.
  • Sentar al borde de la cama: Altura de la cama adecuada, aumentamos la estabilidad y espalda siempre recta.
  • De la cama a la silla: Pie en la dirección del movimiento, pies firmemente apoyados, aproximamos el peso a nuestro tronco y elevamos con músculos manteniendo la espalda recta. Importante la flexión de las rodillas , para disminuir peso muerto.


También encontramos determinados movimientos que requieren de la ayuda de otro cuidador; por ejemplo:

El desplazamiento longitudinal del paciente en decúbito supino, de la cama a la silla y viceversa ( con la ayuda de por ejemplo una sabana enrollada).


O incluso en ocasiones para determinados movimientos se necesita de la ayuda de tres cuidadores; por ejemplo para poner en pie al paciente desde el suelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada