miércoles, 5 de octubre de 2011

Bibliografía 2

a) Esparza C, Abellán A: Encuesta de Discapacidad, Autonomía personal y situaciones de Dependencia (EDAD 2008). Primeros resultados. Portal Mayores. 2008 [fecha de publicación 13/11/2008]; (nº 87). 12 páginas. Disponible en: http://www.imsersomayores.csic.es/documentos/documentos/pm-estadisticas-edad-2008-01.pdf

El artículo comienza con una introducción, y a continuación presenta diferentes gráficas e indicadores relacionados con el grado de discapacidad, autonomía y dependencia de las personas mayores en España en el año 2008. De la interpretación de dichas gráficas se puede deducir lo siguiente:
 En nuestro país, el 30,3% de las personas mayores declararon alguna discapacidad en este año (cifra algo más baja que en la encuesta de 1999). Sin embargo, se observa que la cifra absoluta de personas con discapacidad aumenta en 319.680 personas respecto a la anterior encuesta.
Las tasas de discapacidad aumentan con la edad: A partir de los 90 años, tres de cada cuatro personas tienen problemas o limitaciones en actividades. Este dato pone de manifiesto el deterioro que sufre el organismo con la edad.
Debido al actual aumento de las cohortes de personas mayores (causado por el proceso de envejecimiento de la población) y a esas tasas más altas, la cifra de mayores con discapacidad supone más de la mitad de todas las personas con discapacidad en España.
Además cabe resaltar la significativa diferencia entre sexos (debido a la mayor supervivencia de las mujeres en estas edades, a la mayor probabilidad de las mismas de sufrir problemas de salud que no supongan riesgo vital y a factores socioeconómicos): la discapacidad entre mayores se da sobretodo en mujeres, sin embargo, hasta los 50 años las tasas son mayores entre los varones.
Los tres tipos de discapacidad más frecuentes son:
  1. En mayor proporción; problemas de movilidad (levantase, sentarse, andar…), que limitan la vida en comunidad.
  2. Problemas para la vida doméstica (comprar, hacer la comida, lavar la ropa…), que se dan sobretodo en mujeres.
  3.  Problemas de autocuidado (asearse, continencia, vestirse, comer…), que comprenden un amplio conjunto de actividades.
Existe una acentuación de la gravedad de estos problemas. La mayoría de la población recibe ayuda técnica o personal, mientras que el 18,4% no recibe ayuda, y el 12% sólo ayuda técnica.
Por último, se observa que hay una variación geográfica de la tasa de discapacidad: En la zona meridional de España se dan tasas más elevadas.


b) Equipo Portal Mayores: Indicadores estadísticos básicos 2008. Madrid: Portal Mayores; 2009.

En este documento se presentan múltiples gráficas, hechas a partir de datos extraídos del Instituto Nacional de Estadística, que muestran diversos aspectos sobre la situación de las personas mayores en España. Interpretando las gráficas, he podido extraer las siguientes conclusiones:
-A partir de los 75 años, tanto la población de varones como la de mujeres se va reduciendo un poco más año tras año. Aun así, la población de mujeres es mayor que la de varones en estas edades.
-El porcentaje de ancianos irá creciendo respecto al total de la población, cada año un poco más (sobretodo los mayores de entre 65 y 80 años); y hasta el año 2060 se prevé que siga aumentando.
- Se prevé que en el año 2050, la gran mayoría de la población global serán ancianos.
- Hasta los 40 años de edad aproximadamente, la proporción de varones y mujeres se mantiene constante, correspondiendo aproximadamente la mitad de la población a cada sexo (siendo la de varones ligeramente superior); sin embargo a partir de esta edad, la proporción de mujeres se incrementa notablemente respecto a los varones, llegando a constituir hasta el 70% de la población a la edad de 85 años.
- Existen diferencias según la zona geográfica, tanto en la proporción de ancianos respecto al resto de la población como en la proporción de cada sexo. Por ejemplo; atendiendo a las comunidades autónomas, tanto la mayoría de la población española de ancianos varones como la de mujeres residen en Andalucía, y la minoría residen en Melilla. Sin embargo, en Castilla y León reside una mayor proporción de ancianos respecto a otras edades.
Estas diferencias geográficas también existen a nivel europeo: el mayor porcentaje de ancianos residen en Alemania, Italia y Grecia; y el menor en Irlanda y Eslovaquia.
- Respecto al estado civil, conforme avanzan los años en los ancianos aumenta el porcentaje de viudos, se reduce el de separados o divorciados y el porcentaje de solteros permanece estable.
- La esperanza de vida ha aumentado de manera asombrosa (casi 50 años) desde 1900 hasta la actualidad, lo que no ha cambiado es la mayor esperanza de vida en las mujeres.
- En cuanto a las enfermedades de los ancianos, la mayoría sufren afecciones circulatorias, siguiéndoles las respiratorias, digestivas y neoplásicas; y las afecciones menos sufridas son las congénitas, las de la piel, las infecciosas y por último las mentales.
- Las enfermedades que más muertes causan entre los ancianos son las circulatorias, los tumores y las respiratorias; y las que menos las de huesos, sangre, piel y las congénitas.
- La percepción del estado de salud de los ancianos es regular en su mayoría; siguiéndole de bueno, un menor porcentaje de malo, y un 5% tanto de muy bueno como de muy malo. Conforme aumenta su edad, la percepción de su salud se va volviendo cada vez más negativa.
- La mayor parte de las pensiones mensuales de los ancianos son por jubilación, seguido de incapacidad permanente, viudedad, favor familiar y orfandad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada