sábado, 8 de octubre de 2011

Comentario sobre las perspectivas de la jubilación en España:

Tras leer el Estudio AXA sobre la jubilación, creo que hay un gran pesimismo entre la población española con respecto a la jubilación: un 57% de los jubilados españoles afirma no llegar a fin de mes. Además, un 51% de los trabajadores españoles asegura que su pensión de jubilación será insuficiente para vivir una vez retirados.
Es llamativo que sólo el 25% de los españoles asegure conocer la cantidad que percibirá durante su jubilación, una de las más bajas de la muestra estudiada; el otro 75% restante, no sabe la paga que recibirá durante su jubilación. También cabe destacar que tan solo el 29% de los españoles ha comenzado a preparar su jubilación, la cifra más baja de todos los países analizados a excepción de Tailandia.
Esto demuestra poca previsión, al contrario de otros países, en los que su población comienza a ahorrar para esta etapa de la vida de forma más prematura. La edad media en la que empiezan a ahorrar los españoles, los 36 años, está por debajo de la media, una cifra que sitúa a España en la cola de los países de su entorno. Los españoles que más ahorran de cara a su jubilación sol los que se encuentran en la franja de edad que va de los 50 a los 60 años, es decir, que comienzan a ahorrar pensando en la jubilación cuando se van acercando a terminar su etapa laboral en lugar de hacerlo durante toda la vida productiva. Los jóvenes son los que menos tiempo dedican a prepararse para la jubilación (7%), en la cola de la muestra estudiada, sólo superados por los japoneses.
Por último, resaltar que los españoles son reacios a trabajar más; es decir, casi el 74% de los españoles (mucho más de la mitad) rechaza el aumento de la edad legal de la jubilación; casi la mitad, prefieren que se aumente la carga contributiva por parte del Estado para garantizar las pensiones, es decir, subir los impuestos. Tan solo un 33% optan por el ahorro personal. Esto termina de demostrar que los españoles prefieren otras alternativas antes que aumentar la edad de jubilación; sólo un 2% estaría dispuesto a alargar su vida laboral de forma voluntaria, cifra excesivamente baja si tenemos en cuenta la gran cantidad de población mayor y el aumento de la esperanza y calidad de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada