martes, 25 de octubre de 2011

Práctica 3: Ayudas técnicas y movilización de pacientes.

Se define ayuda técnica como aquellos instrumentos dispositivos o herramientas que permiten, a las personas que presentan una discapacidad temporal o permanente, realizar actividades que sin dicha ayuda no podrían ser realizadas o requerirían de un mayor esfuerzo para su realización. Las ayudas técnicas vistas en clase son:
  • Bastones, andadores, carros motorizados: para facilitar el movimiento del anciano:

  • Superficie rotativa para facilitar el giro de las personas con difícil movilidad
     
  •  Cama con barandillas para evitar caídas.
  • Adaptador de la taza del wáter.
  • Piel de oveja como base de las sábanas para empapar, que tiene una fácil limpieza.
  • Cojín para silla o sillón para almohadillar las prominencias óseas.
  • Asiento para las zonas en las que el paciente se lava.
  • Tabla de transferencia para que el paciente pase de un lado a otro fácilmente:

  • Silla de ruedas. Se puede optar por una silla con ruedas pequeñas para individuos que no se pueden desplazar en el entorno cotidiano.
  • Grúa para elevación y movilización:

  • Dispositivos de contención regulables que permiten una superficie de agarre fácil.
  • Dispositivos antiescaras que se colocan encima del colchón.
  • Colchón antiescaras o viscolástico para prevención de UPP:

  • Dispositivo de almohadillamiento en el que se introduce el pie del paciente para disminuir la presión sobre los talones y evitar UPP.
  • Teléfono adaptado, con números grandes e incluso fotos.
  • Sillón antiescaras, útil cuando el paciente pasa mucho tiempo sentado.
  • Pedalier, para fortalecer musculatura:

  • Lupa, que facilita la lectura.
  • Pañales y compresas de incontinencia para garantizar la higiene del paciente.
  • Pastillero para correcta administración de medicamentos. Hay de diversos tipos, semanales, decenales...

En el vídeo visualizado en clase, se proporcionan una serie de consejos y técnicas acerca de como manejar a los pacientes al moverlos para evitar daños lumbares en los profesionales y en los mismos pacientes.
Es importante saber como ayudar a una persona a moverse cuando esta no puede hacerlo de manera independiente; a veces utilizamos la fuerza, pensando en que cuanto más rápido lo hagamos, mejor. No obstante, si respetamos unas pocas normas y procuramos ayudar bien en lugar de rápido, las movilizaciones y transferencias serán mas adecuadas a la vez que cuidamos nuestro cuerpo y el de la persona que movemos. La manipulación manual de cargas ocasiona frecuentes y variadas enfermedades y accidentes de origen laboral. Se entiende por manipulación de cargas cualquier operación de transporte y sujecion de una carga por parte de uno o varios trabajadores como el levantamiento, el empuje o el desplazamiento que por sus características o condiciones ergonómicas inadecuadas entrañe riesgos en particular dorsolumbares para los mismos. Una carga es cualquier objeto susceptible de ser movido, incluyendo la manipulación de personas como los pacientes ingresados en un hospital.
La mecánica corporal comprende las normas que deben respetarse al realizar la movilización o transporte de un peso para utilizar el sistema musculoesquelético de forma eficaz, evitando la fatiga innecesaria y la aparición de lesiones en el profesional. Entre estas normas se incluyen:
  • Adaptar el área en que se realizará la actividad.
  • Aumentar la estabilidad corporal, ampliando la base de sustentación y descendiendo el centro de gravedad mediante la separación de los pies y la flexión de las piernas.
  • Situar un pie en la dirección del movimiento.
  • Mantener un alineamiento corporal adecuado mientras se hace el esfuerzo.
  • La espalda debe mantenerse siempre recta.
Es importante destacar, que a veces se requiere la participación de un colaborador e incluso hasta tres o cuatro para realizar la movilización de un paciente encamado.

Esta práctica me ha parecido muy interesante, ya que desconocía la existencia de tan diversos dispositivos de ayuda para personas mayores, todos muy útiles, y tampoco conocía las técnicas correctas para la movilización de pacientes encamados, que tras poner en práctica me han quedado bastante claras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada